Cámaras trampa para soluciones basadas en la naturaleza

Si te interesa ver qué animales habitan en los entornos naturales más hostiles de acceder, puedes hacerlo mediante la colocación específica de cámaras trampa.  

Estas innovadoras herramientas, creadas en la década de 1890, son un método no invasivo que ha cambiado para siempre la forma en que biólogos, científicos e investigadores recopilan datos. Consisten en una cámara digital conectada a un sensor de infrarrojos que puede «ver» objetos calientes en movimiento. Cuando un animal se mueve hacia la posición del sensor, la cámara se activa, grabando una imagen o un vídeo en la tarjeta de memoria y pueden rastrear los sucesos más raros que ocurren en la naturaleza, dejándolos en el campo durante semanas o incluso meses. 

Camera Trap Footage: Carbon Credits Consulting/ Mato Grosso do Sul – Cerrado / ARR projects

En las zonas de nuestros proyectos hemos colocado varias cámaras trampa para lograr identificar en qué zonas hay mayor densidad de población animal. Esto no solo nos proporciona un contenido fascinante para nosotros y nuestros clientes, sino que también nos permite vigilar la presencia de especies, algunas de ellas consideradas en riesgo o vulnerables. 

Además, las cámaras trampa han demostrado ser una herramienta especialmente útil para garantizar que no se produzcan talas o cacerías ilegales en zonas protegidas. A pesar de su enorme potencial, no siempre es fácil recopilar los datos que las cámaras proporcionan. Su uso plantea varios retos importantes: nuestro equipo de expertos a menudo se ve obligado a desplazarse a lugares de difícil acceso para colocar las cámaras trampa de la forma más viable, aunque tengan que cruzar ríos o caminar muchos kilómetros. 

Our technician collecting pictures in Selva de Urundel REDD+, Argentina

La colocación de estas cámaras trampa debe ser llevada a cabo por personas experimentadas, de este modo, los materiales que producen pueden ser extremadamente útiles para el seguimiento de especies y la estimación de la densidad de animales salvajes en un área específica, o para identificar y distinguir animales individuales de una población de una especie, lo cual nos sirve como un indicador del estado de conservación de nuestro bosque. 

Nuestro trabajo de camera-trapping va más allá del entretenimiento, nos permite analizar, proteger y conservar especies clave que son críticas para nuestra misión de detener el cambio climático, mostrándonos un poco de lo que hay detrás de un proyecto de conservación certificado y, al mismo tiempo, ayudándonos a compartir con nuestros clientes el magnífico mundo de biodiversidad que conservamos juntos. 

More news

Cámaras trampa para soluciones basadas en la naturaleza
Por qué necesitamos un proyecto REDD+ en la Amazonia